tagline
WETA

Search LD OnLine

Get our free newsletter

Preparación para el jardín de infantes

By: Colorín Colorado (2008)

En jardín de infantes es donde la mayoría de los niños aprenden a leer y escribir. Aunque algunos niños ya saben hacerlo antes de empezar el jardín de infantes, no es lo requerido ni lo esperado. Estar listo para el jardín de infantes significa tener destrezas preescolares bien desarrolladas y estar preparado desde el punto de vista académico, social y físico para la transición. A continuación se describen algunas señales indicadoras de que su hijo está listo para jardín de infantes:

Académicas (destrezas de prelectura)

  • Puede repetir una historia sencilla
  • Habla con oraciones completas de 5 a 6 palabras
  • Escribe nombres o reconoce las letras de un nombre
  • Reconoce el título de un libro
  • Logra hacer rimas de sonidos
  • Sabe contar hasta diez

Sociales

  • Se siente a gusto en un grupo
  • Pide ayuda cuando lo necesita
  • Sabe su información personal (nombre, edad, sexo)
  • Puede seguir instrucciones sencillas
  • Reconoce la autoridad
  • Sabe compartir

Físicas

  • Demuestra habilidades motoras finas (sostiene el lápiz, dibuja formas, se abotona la camisa, etc.)
  • Demuestra coordinación motora (monta en bicicleta con rueditas, brinca, salta)
  • Se arregla solo en el baño

¿Está listo mi hijo?

La mayoría de los niños empiezan el jardín de infantes a los 5 años. Si el cumpleaños de su hijo cae a fines de la primavera o el verano, o cumple 5 al principio del año escolar, o si cree que su hijo se beneficiaría haciendo otro año de preescolar, puede elegir esperar hasta el próximo año académico.

Tenga en cuenta las destrezas académicas de su hijo, pero también su carácter. Recuerde que si su hijo está entre los niños de mayor o menor edad de la clase, esto afectará no sólo su paso por el jardín, sino también en la escuela media, preparatoria, para conducir o para ir a la universidad. Si ahora es el menor de la clase, ¡también lo será en el futuro!

Si tiene dudas

  • Transmita sus inquietudes al maestro de preescolar de su hijo.
  • Transmita sus inquietudes al futuro director y maestro de jardín de infantes.
  • Recorra la escuela y observe el aula de jardín de infantes.
  • ¡Confíe en su instinto! Usted es quien mejor conoce a su hijo. Escuche a los demás, piense sobre su hijo y luego hágale caso a su intuición.

* Para ver este archivo necesita una copia de Acrobat Reader. La mayoría de las computadoras ya lo tienen instalado, de lo contrario lo puede obtener aquí.